Archivo de la etiqueta: Pablo Romero

Las rayas de picar cumplen 106 años

vdBdHa4MERCEDES GENTIL._Ya hace más de un siglo que esas rayas, que hoy conocemos como inamovibles, llegaron a las plazas de toros y, como podemos ver en la fotografía, los operarios se valían de un par de cafeteras para pintarlas.  La primera vez que se usaron, a modo de prueba, fue el 16 de octubre de 1908. Por escenario tuvieron la plaza maña de La Misericordia, reses de Pablo Romero, un mano a mano de Ricardo Torres “Bombita” y Rafael González “Machaquito”, y todo ello celebrando la Feria de la Virgen del Pilar.

Tras el exitoso debut de las rayas de picar en Zaragoza, los profesionales taurinos se dieron cuenta de que hacía falta delimitar  la colocación de los picadores en la suerte de varas. Así fue como el 15 de abril de 1959, mediante la promulgación de una ley por parte del Gobierno, dichas rayas se convirtieron en obligatorias en todos los cosos.

Como sabemos, son dos rayas concéntricas. La primera impide que el picador, haciendo alarde de su profesionalidad, salga hacia el centro del ruedo en busca del astado sin esperar a que éste se arranque. La segunda nació a propuesta del torero Domingo Ortega para que en los tentaderos los toreros pudieran medir la distancia que permitiera apreciar la bravura del astado. En el año 1992, a través de un reglamento, se ampliaron las distancias de las rayas quedando de dos a tres metros de la barrera el primer círculo y ubicado a 10 metros de las tablas el segundo.

Señalar que las rayas de picar suelen ser blancas aunque, por ejemplo, Morante hace dos años consiguió “trasladar” de La Maestranza a la corrida de la Beneficencia en Las Ventas estas rayas en color rojo.

Artículo publicado en Noticias y Ocio

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El maestro Ruiz Miguel y sus problemas con la barba

El torero Ruiz Miguel, en la actualidad colaborador con Enrique Romero en el programa de televisión “Toros para todos“, es uno de los diestros que han hecho historia en el mundo del toro, habiendo matado un elevado número de toros Miuras, Victorinos y de Pablo Romero, entre otras complicadas reses.

El maestro ha gaditano ha confesado, en más de una ocasión, que los momentos de espera antes de una corrida de toros en el hotel eran fatídicos para él (como para la mayoría o todos los toreros). A pesar de que Ruiz Miguel quería mostrarse “indiferente” su cara lo delataba ¿cómo? El diestro tenía que afeitarse hasta tres veces antes de entrar al ruedo puesto que la barba, por el miedo, le crecía rápidamente.

Eso sí, una vez que el maestro estaba frente al toro, con o sin barba, hacía muestra de su torería y acababa las faenas cortando rabos como aquel que cortó en temporada de 1971 a un Miura en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized