Archivo mensual: diciembre 2014

Feliz año 2015

B6K1VlpIUAES2Lo…Y que venga cargado de salud. Y arte. De mucho arte taurino.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Queridos Reyes Magos, necesito una oportunidad

mfirmaEsperando y deseando que se encuentren bien me pongo en contacto con ustedes para pedirles mi regalo navideño.

Sé que no recibiré nada de su parte si no he sido bueno, por eso me he portado lo mejor posible para que mi deseo sea concedido. Me despierto, vivo, duermo y sueño con la Tauromaquia. Diariamente me entreno para alcanzar lo que ahora  mismo empieza a parecerme utópico: ser una figura del toreo.

Mi habitación, la sala de estar o el estrecho pasillo de casa, en muchas ocasiones hacen de escenario del toreo de salón que practico. A veces por devoción y otras por no haber tenido tiempo con los estudios durante el día, me dispongo a torear de madrugada. Cuando las escuelas taurinas no imparten clases, cuando medio mundo duerme y cuando mi corazón late al compás de cada pase que me transporta a la faena idílica.

Mi imaginación me lleva a coexistir en el ruedo de una de las plazas de primera con un astado de ganadería reconocida, con los rayos del sol de mayo dictaminando cuándo los dos maestros consagrados, con los que comparto cartel, demuestran su arte. Todo esto dura hasta que el fervor de los gritos de“olé”, que la gente emite al estar disfrutando de mi toreo, me llevan a finalizar este fantasioso trance. Es entonces cuando me veo, en pijama, con cualquier trapo en mi mano simulando una muleta, ante un toro ficticio y reconociendo la cruda realidad.

Es por esto, y otras tantas cosas que no cabe mencionar aquí y que solo yo sé y entiendo, que espero que en esos sacos que traen ayudados de sus camellos, entre tantos regalos, haya una oportunidad para mí. Pues siempre ustedes son remitentes de presentes que propician el consumismo y escasas veces cosas que a algunos se nos antojan elementales, como en mi caso es el ser figura del toreo.

Ya me despido, siendo consciente de las muchas cartas que en estos días recibirán sus majestades y pidiéndoles, por favor, que tengan en cuenta mi petición. Les prometo que si me la conceden no volveré a pedirles nada más.

Atentamente:
Un novillero sin oportunidades.

 

Artículo publicado en Burladero

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El clavel: flor torera por excelencia


clavel¿Por qué a los toreros se les lanzan claveles rojos?
Es la flor tradicional de España y, como tal, debe estar ligada a laFiesta Nacional española. Natural es observar la lluvia de claveles en los ruedos y esto tiene su origen en Roma.

El hecho de que a los toreros se les regalen claveles y no cualquier otra flor, se trata de unacostumbre milenaria. Es una tradición romana, cuando a sus soldados se les recibían con estas flores, en color rojo, después de salir victoriosos de una batalla. También fueron muchos los claveles que Constantino obtuvo de manos del populus al vencer al Emperador Flavio Valerio Licinio. Y Constantino era protector del cristianismo, por eso esta costumbre llegó a la España cristiana.

En muchos espectáculos, sobre todo en el teatro y en los toros, se hizo habitual brindar claveles rojos en señal de admiración y reconocimiento.

Los hombres, aunque cada vez es más inusual, cortan esta flor y la ajustan al ojal de su chaqueta, para dar a su vestuario ese toque taurino característico. Es normal que las chicas lleven claveles rojos en sus manos o en la cabeza, adornando su pelo negro en una tarde de toros. A esta costumbre hace referencia un cantar popular: “En cada esquina un cartel y en cada cartel tres toreros para el redondel. En cada balcón una moza y en cada ojal un clavel. El clavel sobre tus labios y el toro entre los tres”.

Los claveles rojos están totalmente ligados a la Tauromaquia. Solo cambian su color, al negro, para referirse al luto por la muerte de un torero; como dice una coplilla popular dedicada a un torero castellanomanchego: “Ya se ha ido, ya se ha ido de entre los toreros y por eso las mocitas lucen claveles negros”.

Y eternamente los claveles rojos seguirán inundando los cosos taurinos. Rojos como una muleta, la sangre de un toro, el color de los burladeros de una plaza y el corazón que late por la Tauromaquia. Rojo, como el color que representa al amor; ese amor que se siente por el toreo.

 

Artículo publicado en noticias y toros

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Cómo surgió el periodismo taurino?

yf52MERCEDES GENTIL._En el documento más importante que se ha publicado sobre la relación entre el periodismo y la Tauromaquia, El periodismo taurino de Luis Carmena y Millán, se afirma que así como la prensa periódica española en general tuvo su origen en las relaciones de sucesos públicos y particulares o en los relatos de acontecimientos religiosos y militares; los orígenes de la prensa taurina se encuentran en las numerosas relaciones de fiestas de toros celebradas con profusión en todos los ámbitos de España.

Carmena y Millán informa de que los primeros escritos sobre Tauromaquia se caracterizaban por el relato exclusivo de una fiesta taurina y porque se hacían en verso. Esto conlleva a que el autor no quisiera primordialmente informar al público, sino que en la mayoría de las veces pretendía lucirse y que los lectores le alabasen.

En el año 1556 surgió la primera relación en la que se hace referencia al espectáculo de los toros; en ella se describen los festejos taurinos que se celebraron en Alcalá de Henares con motivo de la proclamación del rey Felipe II. No fue hasta el 1793 cuando se hizo una crónica taurina parecida a las que se hacen actualmente, concretamente data del 20 de junio. Dicho escrito se publicó en el afamado Diario Madrid y su autor se escondía bajo el sobrenombre de “Un curioso”. Aunque es a mediados del siglo XIX cuando se habla con propiedad de una presa especializada regular.

En el desarrollo y la historia del periodismo taurino no debe pasar desapercibido el papel desempeñado por la radio, ya que desde su nacimiento emite información taurina y retransmite festejos en directo. Una de las primeras retrasmisiones radiofónicas fue una corrida de toros en la que participó Juan Belmonte en la Plaza Vieja de Madrid, el 8 de octubre de 1925.

En la actualidad, las publicaciones taurinas especializadas son un referente obligado para comprender la evolución de la Tauromaquia porque ofrecen una información contextualizada, en oposición a la fragmentaria atención que la prensa diaria dedica a la Fiesta.

Sin duda, como la mayoría de gentes y cosas, la Tauromaquia necesita de los medios de comunicación para poder llegar a un mayor número de personas, y para que los toros se hagan eco y no se conviertan en un arte del que tan solo pueden disfrutar los “privilegiados” que acuden a las plazas de toros. Artículo: Mercedes Gentil.

Publicado en noticias y ocio

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Los abuelos son los grandes maestros taurinos

Bz6kNmtIQAAndIQ

Deja un comentario

diciembre 8, 2014 · 6:32 pm