Félix Jesús Rodríguez ha dicho adiós a la plata y al oro

1Los corazones de los presentes latían al unísono. Los sentimientos estaban a flor de piel. Los “olés”, los aplausos y las lágrimas, en forma de gotas o palabras sentidas, brotaban de lo más adentro de todo aquel que se encontraba en la plaza de toros de Almadén. Y es que esta tarde un torero manchego ha dicho adiós a los ruedos. El conocido banderillero alamillero. Félix Jesús Rodríguez.

En una ceremonia tan emotiva se ha sentido arropado por amigos y admiradores. Por padrino, Luis Miguel Vázquez. El torero con el que ha compartido alegrías y amarguras en las tardes de toros. Por testigo, Emilio Bresó. El novillero a quién Félix Jesús apodera. Ese joven en el que el gran protagonista de la tarde tiene puestas infinitas esperanzas taurómacas.

Faltaban ganas de despedidas. Sobraban emociones. Sentimientos que han inundado el coso hexagonal, especialmente, en el momento en el que la plata se ha cambiado por el oro. Y la inundación se ha desbordado en el instante en el que el maestro mataba su último toro. Y es que el amor no conoce su profundidad hasta su separación.

El torero confesaba que la gesta de esta tarde era “una pequeña gran locura”. Y sí. Lo ha sido. Pero… ¡bendita locura! Esa que ha hecho posible recabar la suprema felicidad. Su carrera taurina ha alcanzado el cenit cumpliendo el mayor de los sueños posibles: vestir de oro, aunque solo haya engalanado su cuerpo por unas horas.

Félix Jesús Rodríguez… el que sabe lo que se siente al desmonterarse en Las Ventas. Quien ha llevado con orgullo y pundonor el nombre de La Mancha a aquellos alberos que ha pisado. Hoy se ha despedido de los ruedos… Y una de las cosas más tristes de la vida es decir adiós cuando en realidad no quieres que se vaya. Pero una lesión en la espalda impide que el maestro manchego siga divulgando arte por tierras españolas y americanas.

Esta tarde Félix Jesús Rodríguez ha dicho adiós a la plata y al oro. En el libro de la Tauromaquia ha escrito el nombre de un nuevo torero manchego. Y aunque el toreo tome el camino de la derecha y Félix el de la izquierda, el mundo es redondo, por lo que el toreo y Félix Jesús Rodríguez, afortunadamente, están destinados a estar juntos para siempre.

Ver publicación en Burladero

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El Cid conquista Almodóvar del Campo

CidalmodovarMERCEDES GENTIL._ Manuel Jesús “El Cid” y el toro Rosillo. La primera y única gran batalla de la tarde. Por contemplar en el ruedo esa torería, esa bravura, ese temple y ese arte ha merecido la pena formar parte del respetable de Almodóvar del Campo.

Tras un gran saludo capotero, Rosillo comenzó a batallar con El Cid. El toro recibió buenos puyazos y, destacando el tercer par de banderillas, siguió la lucha entre torero y astado. En todo momento, el que vestía las luces era sinónimo de temple y transmisión de valentía. Cada muletazo, cada movimiento y cada gesto portaba el grandioso quehacer taurómaco: ese que emociona y consigue llegar a lo más profundo del alma. Las embestidas de Rosillo llenaban de bravura y belleza la moderna plaza de la localidad. Tan magnífica era la batalla lidiada que la mayoría de los presentes, respirando tal grandiosidad, expulsaba suspiros de indulto. El maestro aplaudía al astado de hierro portugués desorejado cuando, debido a su certera estocada, las mulillas le daban una vuelta por la plaza. Y a la ovación se sumaban todos los aplausos y corazones que parecían latir al mismo tiempo.

El Cid cortó una oreja al segundo de su lote. Cuajó unos buenos muletazos y propició al astado una estocada que le hizo caer rotundamente sobre el albero.

Iván Fandiño, que sustituía al convaleciente Miguel Ángel Perera, pisaba desmotivado el albero de la plaza. Y si no era desmotivación lo que sentía, es lo que ha transmitido a los presentes. Esto, sumado a un quinto toro que no se devolvió aun presentando evidentes problemas de visión, ha hecho que el torero vasco pasara sin pena ni gloria.

Daniel Luque, que se está convirtiendo en un torero habitual de la plaza de toros de Almodóvar, igualó en triunfos a El Cid aunque no lo consiguiera en transmisión. Con el sexto toro logró rematar los muletazos que habían resultado deslucidos en el tercero.

Otra página del toreo escrita en tierras del Quijote.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Almodóvar del Campo (Ciudad Real). Seis toros de Núñez Serrano-Suñer, lo que antes se conocía y se anunciaba como Benjumea, bien presentados y con buen juego en conjunto.

El Cid: dos orejas y oreja.
Iván Fandiño: ovación y ovación.
Daniel Luque:oreja y dos orejas

Artículo publicado en Burladero.tv

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

En Puebla de Don Rodrigo, se llenan los tendidos

11948028_10153628862834697_894913770_nPuebla de Don Rodrigo (Ciudad Real). Con 1.200 habitantes censados. Domingo 30 de agosto. No hubo lleno hasta la bandera pero casi. Y es en esas tardes cuando hay que dar las gracias por hacer las cosas bien.

El cartel resultaba atractivo al ser una corrida mixta. El rejoneador Miguel Ángel Martín, un artista de la tierra, concretamente de la localidad ciudadrealeña de Poblete. El conocido Víctor Janeiro. Y un torero que está en un buen momento actualmente; Sánchez Vara. Dos astados de Luis Albarrán para rejones y de Cayetano Muñoz para torear a pie.

Cabe mencionar que la corrida fue televisada por televisión Castilla- La Mancha. Pero esto no evitó que los manchegos acudieran a la plaza. Para ver una fiesta apta para todos los públicos. Ayer, en los tendidos de la Puebla podían verse pequeños niños que agitaban los pañuelos sin cesar. Jóvenes que en peñas lucían camisetas iguales mientras se divertían con el arte que emanaba en la plaza. Matrimonios jóvenes y personas de la tercera edad que disfrutaban con el toreo.

Resulta admirable que en un pueblo pequeño, en estas fechas en el que la gente que veranea en él ya ha hecho las maletas partiendo a sus respectivos lugares de residencia, consiga atraer a tanta gente.

Cuando las cosas se hacen bien, el resultado es bueno. Y el respetable que ayer acudió a la plaza de toros de Puebla de Don Rodrigo, con su presencia, engrandeció la Fiesta Nacional.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

José Ponce: Mi primera temporada

IMG-20150809-WA0001En un lugar de la Mancha, llamado Puertollano, vive José Ponce. Un joven que está enfrentándose a su primera temporada taurina como novillero. Las ilusiones, las metas y los sueños afloran en cada una de sus palabras. Pero los obstáculos, las dificultades y las desilusiones también comienzan a estar presentes en su corta carrera taurina. Esa que acaba de comenzar y que, a sabiendas de lo bueno y de lo malo que conlleva el mundo taurino, José Ponce está dispuesto a continuar.

Sabemos lo difícil que es estar anunciado en un cartel taurino ¿en cuántos aparece el nombre de José Ponce?

De momento, el día 14 en Villamayor (Ciudad Real). No tengo nada más. Luego el día 13 de septiembre la Escuela Taurina de Miguelturra da una becerrada en la que espero estar. La verdad es que al ser mi primera temporada y al llevar tan poco tiempo en este mundo no tengo muchas cosas.

¿Cómo imaginas que será el día 14 cuando torees en Villamayor?

Llego a Villamayor con mucha ilusión y con muchas ganas de poder demostrar todo lo que he ido corrigiendo desde mi debut de luces. Además es un pueblo que se encuentra cerca de Puertollano y estoy seguro de que irá a apoyarme bastante gente y no puedo defraudar y mucho menos dejarme ganar la batalla por los compañeros. Por lo que una de las cosas que estoy seguro es que todo lo que pueda poner de mi parte lo voy a poner.

IMG-20150809-WA0002

Ese torero que te sirve de espejo… al que admiras…

A mí me gusta mucho el toreo puro y muy de verdad, Por eso dos toreros que destacaría de los muchos que me gustan serían Morante y Diego Urdiales. Esa profundidad, ese temple, esa pureza de acompañar con todo el cuerpo…

¿Cómo defines tu forma de torear?

De momento no he toreado mucho para poder definir mi estilo, pero por lo que he podido ver, y lo que me gustaría conseguir, es concepto puro y clásico. Con valor. Con mucho valor. De los de “la pata pa´lante”. De ese en el que se acompaña la embestida hasta el final con todo el cuerpo. Todo esto manteniendo una composición erguida y elegante.

¿Qué tiene José Ponce que no tengan el resto de novilleros?

Creo que llega a cualquier sitio tanto plaza de toros como una plaza de tientas a dejarse todo con una gran ambición y mucho orgullo propio. A los pueblos que vaya estoy seguro que dejaré mi impronta de un novillero con valor, mucho valor y que no voy a dejar que nadie me pase por encima fácilmente.

¿Qué sientes al pisar un ruedo?

Lo primero que siento al pisar el albero es mucho miedo y, a la vez, unas ganas locas de que todo empiece y demostrar que todo el sacrificio que me ha costado estar ahí no es en vano. 

¿Cuál es el mayor sacrificio que estás haciendo para llegar a ser torero?

He tenido que sacrificar alguna cosa, pero como lo que pongo por delante es lo que más me gusta y lo que me apasiona pues no creo que se pueda llamar sacrificio.

¿Compaginas el toreo con los estudios?

Sí. Voy a comenzar segundo de bachillerato y al igual que pasé el curso pasado sin dejar de lado ni los estudios ni los toros, pues continuaré en esa línea este año. Si algún día tengo que levantarme a las 5 de la mañana a estudiar porque la tarde de antes estuve entrenando, lo haré.

Si pudieras elegir la plaza, los toros y tu padrino y testigo de alternativa ¿cómo sería el cartel?

La Maestranza de Sevilla. Con toros de Victoriano del Río teniendo de padrino a José Tomás y como testigo a Morante de la Puebla.

Define el toreo en tres palabras.

Miedo, arte y valor.

¿Quiénes son esas personas que te apoyan incondicionalmente?

Aunque soy yo el que está realizando un enorme “sacrificio” hay gente que me está ayudando muchísimo, que me aconsejan y me guían tanto en lo personal como en lo téctnico y que sin ellos esto sería mucho más complicado. Ellos son, mi hermano Sergio, mi primo Moisés y mi mozo de espadas, que ya es como de la familia, Paco.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El clavel: flor torera por excelencia

el clavelMERCEDES GENTIL.-¿Por qué a los toreros se les lanzan claveles rojos? Es la flor tradicional de España y, como tal, debe estar ligada a la Fiesta Nacional española. Natural es observar la lluvia de claveles en los ruedos y esto tiene su origen en Roma.

El hecho de que a los toreros se les regalen claveles y no cualquier otra flor, se trata de una costumbre milenaria. Es una tradición romana, cuando a sus soldados se les recibían con estas flores, en color rojo, después de salir victoriosos de una batalla. También fueron muchos los claveles que Constantino obtuvo de manos del populus al vencer al Emperador Flavio Valerio Licinio. Y Constantino era protector del cristianismo, por eso esta costumbre llegó a la España cristiana. En muchos espectáculos, sobre todo en el teatro y en los toros, se hizo habitual brindar claveles rojos en señal de admiración y reconocimiento.

Los hombres, aunque cada vez es más inusual, cortan esta flor y la ajustan al ojal de su chaqueta, para dar a su vestuario ese toque taurino característico. Es normal que las chicas lleven claveles rojos en sus manos o en la cabeza, adornando su pelo negro en una tarde de toros. A esta costumbre hace referencia un cantar popular: “En cada esquina un cartel y en cada cartel tres toreros para el redondel. En cada balcón una moza y en cada ojal un clavel. El clavel sobre tus labios y el toro entre los tres”.

Los claveles rojos están totalmente ligados a la Tauromaquia. Solo cambian su color, al negro, para referirse al luto por la muerte de un torero; como dice una coplilla popular dedicada a un torero castellanomanchego: “Ya se ha ido, ya se ha ido de entre los toreros y por eso las mocitas lucen claveles negros”.

Y eternamente los claveles rojos seguirán inundando los cosos taurinos. Rojos como una muleta, la sangre de un toro, el color de los burladeros de una plaza y el corazón que late por la Tauromaquia. Rojo, como el color que representa al amor; ese amor que se siente por el toreo.

Artículo publicado en Noticias y ocio

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Qué sería de los toreros sin su familia?

Toreros familiaresMERCEDES GENTIL._El teléfono todavía no ha sonado. Ya debería haber llegado. Y si ha olvidado besar la estampita que le regalé. Y si la montera ha caído boca arriba. Y si ha intentado arriesgar demasiado y ha tenido mala fortuna. Y si ha sido corneado. Y si… Y si ha perdido la vida en el ruedo.

¿Alguna vez hemos pensado en cómo viven la actuación de un torero las personas más allegadas al maestro? ¿Esas horas que para ellos se convierten en momentos interminables? ¿Esas preguntas sin respuesta sobre cómo está yendo la faena?

Muchos toreros, la mayoría, reconocen el papel fundamental que desempeñan en su vida los familiares y amigos más cercanos. Ellos son sus confidentes, con quienes comparten sus triunfos y sus tardes amargas. Ellos son esas personas de las que se despiden antes de entrar a una plaza, con la inevitable duda de saber si sus vidas seguirán creciendo juntas.

Siempre hay una excepción que confirma la regla pero las mujeres suelen superar en sensibilidad a los hombres. Es por esto que cabe destacar a las madres y a las mujeres de los diestros. Las madres de los maestros prefieren no acudir a las plazas; el ver cómo titubea la vida de su hijo frente a los cuernos de un toro debe ser algo francamente doloroso. Hay esposas, aunque son minoría, que se sientan en el tendido y en silencio, aunque con su cabeza llena de pensamientos que afloran sin cesar, contemplan los que pueden ser los últimos instantes del hombre de su vida.

¡Qué sería de los toreros sin sus amigos y familiares! Sin ese padre orgulloso que saca defectos incluso de las virtudes, sin esa madre que posee besos infinitos, sin esa mujer que es la compañera de su vida y sin esos hijos que, con solo una sonrisa, pueden cambiar el quehacer de una faena.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Las zapatillas de Víctor Barrio

vbarrioEl frio imperaba en la feria de Valdemorillo: en el pueblo, en el tendido y en el ruedo. Pero el domingo llegó Víctor Barrio y, con él, apareció el sol. Cada paso al frente era un rayo de la estrella luminosa que, de forma sorprendente, calentaba los sentimientos y emociones de los presentes.

Sus manoletinas se ahondaban en el albero al hacer el paseíllo. Sus pasos; firmes y contundentes, dejaban conjeturar lo que más tarde todos pudieron contemplar. Y es que cuando se evoque la feria del pueblo madrileño del año 2015, será recordada por el triunfo de Víctor Barrio.

Con los pies juntos, en el centro del ruedo, el torero segoviano comenzó a dejar su huella en el coso de La Candelaria con el primero de su lote. Talones levantados, con las rodillas hincadas en la arena, para recibir con faroles al otro toro de Cebada Gago que salió de chiqueros. Pie adelantado para colocar con técnica las piernas, la cintura, el cuerpo y ejecutar un toreo con técnica aliñado de sentimiento. Manoletinas que se clavan en el albero tentando a la suerte. Sin movimiento. Con seguridad. Que consiguieron desprenderse de la tierra para elevarse a hombros al salir por la puerta grande.

Y en la faena a su segundo animal, Víctor Barrio, lanza sus zapatillas. Gesto que algunos consideraron pudendo. Pero ese lanzar provino de los olés del respetable que hacían temblar la plaza; del aire triunfal que se respiraba. De las ganas de emocionarse que los asistentes poseían y para las que Barrio fue el pozo previsto de conmoción.

Y este puede ser el comienzo de un futuro gran torero. Ya lo decía el poeta Antonio Machado: “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Víctor Barrio ha comenzado a andar en Valdemorillo. Desde el saludo capotero, con una tafallera, a su primer toro, hasta la petición ferviente de indulto al sexto astado de la tarde, se creó un camino. Camino, que si reina la justicia sobre los intereses, podrá expandirse en las venideras ferias taurómacas.

 

Artículo publicado en Burladero

 

mfirma

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized